Aforo completo en el Teatro Circo Murcia

Jesús Ávila (Departamento Audiovisuales BNE)

El Ballet Nacional de España inició la primera temporada bajo la dirección de Rubén Olmo con la representación el 16 de noviembre en el Teatro Circo Murcia de Electra, de Antonio Ruz, con la colaboración coreográfica de Olga Pericet.


El público de Murcia, una ciudad que acoge con los brazos abiertos todas las representaciones de Danza Española, esperaba con tanta ilusión la única función del Ballet Nacional de España del 16 de noviembre que las entradas se agotaron antes del día del estreno. Electra, versión de la tragedia griega de venganzas familiares de Antonio Ruz, con la colaboración coreográfica de Olga Pericet, no decepcionó al público de Murcia a juzgar por la ovación final que regaló a los bailarines sobre el escenario del Teatro Circo Murcia.

Esta representación de Electra en Murcia ha sido la primera gira de Rubén Olmo al frente del Ballet Nacional de España. “He querido seguir representándola porque es uno de los montajes más ambiciosos y vanguardistas creados por el BNE en los últimos años y quiero que el público de otras ciudades tenga la oportunidad de disfrutarla”, afirma Rubén Olmo. “Además, Electra ejemplifica el tipo de espectáculo colaborativo que quiero realizar. Mi intención como director del Ballet Nacional de España es la de invitar a colaborar con nosotros a los coreógrafos con más talento del panorama actual de la danza española. Quiero convertir el BNE en la compañía con la que todos los nuevos creadores deseen trabajar”.

El BNE ofreció una innovadora visión de la obra de Eurípides adaptada a la imaginería de la España rural, mediante la mezcla de los lenguajes de la danza contemporánea, clásica española y flamenco. Las canciones, escritas por Alberto Conejero, Premio Nacional de Literatura Dramática 2019, e interpretadas por la cantaora Sandra Carrasco, son el contrapunto narrativo de esta historia de venganzas familiares con música de Pablo Martín Caminero, Moisés P. Sánchez y Diego Losada. La escenografía de Paco Azorín, la iluminación de Olga García y el vestuario diseñado por Rosa García Andújar completan la innovadora puesta en escena de este ballet, estrenado por el BNE en 2017.

La primera bailarina Inmaculada Salomón interpretó el papel de Electra, junto a Esther Jurado como Clitemnestra y la colaboración especial de Antonio Najarro como Egisto. El resto de papeles solistas los encarnaron Sara Arévalo (Ifigenia), Antonio Correderas (Agamenón), Eduardo Martínez (campesino), Albert Hernández (Orestes), José Manuel Benítez (Pílades) y Carlos Sánchez (Aquiles). Acompañó a los bailarines en el escenario el cuadro flamenco del BNE, integrado por los guitarristas Diego Losada, Víctor Márquez, Pau Vallet y el percusionista Roberto Vozmediano.

Coincidiendo con la actuación del BNE en Murcia, desarrollamos una serie de actividades dentro de nuestro Proyecto Educativo. Entre ellas, Rubén Olmo, director del BNE, impartió una master class a alumnos del Conservatorio de Danza de Murcia. También de este centro educativo una representación de alumnos y profesores presenció la clase de ballet clásico que nuestro maestro Raúl Tino impartió a los bailarines del BNE antes de la representación. Además, asistieron al ensayo de Electra en el Teatro Circo Murcia alumnos y profesores de la Catedra de Danza de la Universidad Católica de Murcia (UCAM) y bailarines de la compañía de danza Así Somos. Esta formación pertenece a ASSIDO, organización sin ánimo de lucro que se dedica al tratamiento, apoyo, atención, formación e inclusión de personas con síndrome de Down y discapacidad intelectual en Murcia. Completó estas actividades educativas una conferencia de Antonio Ruz, coreógrafo y director de Electra, sobre el proceso de creación de esta obra, ante alumnos de la UCAM.

Visto 293 veces
Valora este artículo
(0 votos)