El Ballet Nacional de España presenta en el Festival de Flamenco y Danza de Almería un espectáculo que aúna el ayer y el hoy de la Danza Española

El sombrero de tres picos. Ballet Nacional de España.
El sombrero de tres picos. Ballet Nacional de España. Jesús Vallinas

El BNE lleva a este mítico festival un repertorio formado por coreografías de Antonio Ruiz Soler: Eritaña, Zapateado de Sarasate y El sombrero de tres picos, además de Eterna Iberia, un trabajo único de su director, Antonio Najarro.

 
El BNE lleva a este mítico festival un repertorio formado por coreografías de Antonio Ruiz Soler: Eritaña, Zapateado de Sarasate y El sombrero de tres picos, además de Eterna Iberia, un trabajo único de su director, Antonio Najarro.

“He querido traer unas obras que realmente son muy especiales, con las que se alcanza la categoría de sofisticación para la danza española”, asegura Antonio Najarro, director del BNE.

El Ballet Nacional de España presenta el 18 de julio en la Plaza de Toros de Almería, coincidiendo con su 53º Festival de Flamenco y Danza, un repertorio formado por tres coreografías de Antonio Ruiz Soler, una de las grandes figuras de la danza española: Eritaña, Zapateado de Sarasate y El sombrero de tres picos. Y una cuarta, Eterna Iberia, de Antonio Najarro, director del BNE, que aúna una mirada actual de nuestros orígenes con formas dancísticas actuales.

En palabras del director del Ballet Nacional de España, Antonio Najarro: “Estar en Almería en esta 53ª edición de su magnífico Festival de Flamenco y Danza es para todo el BNE un auténtico lujo. Este año se muestra con cada espectáculo del Festival una enorme calidad y un extraordinario trabajo realizado por su Ayuntamiento, que eleva a esta ciudad como un referente artístico en España y fuera de nuestras fronteras. Y por ello, he querido traer unas obras que realmente son muy especiales, con las que se alcanza la categoría de sofisticación para la danza española. Pretendemos llevar al público grandes emociones, e irrumpir con una fuerza arrolladora de sensaciones. Cada una de las cuatro obras está cargada de inspiración. Tres de las elegidas, Eritaña, Zapateado de Sarasate y El sombrero de tres picos, del gran maestro Antonio Ruiz Soler, muestran unas maravillosas coreografías que nos acercan a nuestras raíces. Y con Eterna Iberia, pretendo ofrecer una mirada actual de nuestros orígenes”.

Visto 115 veces
Valora este artículo
(0 votos)