GRAN ÉXITO DE “ZAGUÁN” Y “ALENTO” EN BADAJOZ

GRAN ÉXITO DE “ZAGUÁN” Y “ALENTO” EN BADAJOZ

El Ballet Nacional de España, de la mano de Antonio Najarro, actuó el pasado 7 de julio en el Auditorio Municipal Ricardo Carapeto de Badajoz, poniendo en escena dos propuestas muy personales de su director, Antonio Najarro, las obras Zaguán y Alento. Dos ballets en los que se muestra el lenguaje personal de cada uno de los coreógrafos, así como la calidad interpretativa de los componentes de la Compañía.

Zaguán, como lugar de transición de diferentes estampas, es un ballet flamenco donde varios de los jóvenes artistas del panorama actual mostraron su vocabulario, su estilo y su sello personal. Alento es un vivo reflejo del estilo de Antonio Najarro como creador, así como de su visión personal de la danza clásica española. Un mensaje positivo y alentador, a través de una coreografía dinámica y llena de vida, interpretada por el elenco completo de bailarines del Ballet Nacional de España.

Alento, una pieza que quiere ser, según Antonio Najarro, “un mensaje positivo, fresco, brillante y alentador, a través de una coreografía dinámica, llena de vida y sensibilidad”. En esta coreografía se encuentran muchas de las claves del trabajo del Director del Ballet Nacional de España: la osadía para llevar a su terreno los fundamentos del baile clásico español y “contaminarlos” con su personalidad y su visión particular, siempre en la legítima búsqueda de una adecuación de su lenguaje a este siglo XXI. Pero no sólo busca esta actualización en el lenguaje coreográfico; la música, la iluminación y, especialmente, el vestuario juegan un papel fundamental en su particular universo estético, que huye deliberadamente de cualquier “aire  español”. 

 
También participa de los mismos planteamientos la segunda pieza del programa, Zaguán, un mosaico flamenco en el que han participado tres voces jóvenes y diferentes de un arte efervescente y en permanente transformación. "Zaguán es un lugar de transición, un espacio de paso en el que el Ballet Nacional de España ha querido reunir visiones distintas en lo estético, pero con un mismo fin: profundizar en las posibilidades escénicas de un baile que es, hoy por hoy, el mascarón de proa de nuestra danza y me  atrevería a decir que de nuestra cultura".
Visto 23 veces
Valora este artículo
(0 votos)