Antonio Najarro (2011)

Fotografía: © James Rajotte

Desde su llegada a la dirección artística del Ballet Nacional de España, en 2011, Antonio Najarro (Madrid, 1975) tuvo clara la complejidad que presentaba esta compañía que, desde su punto de vista, debía mantener vivo el ya enorme repertorio cultivado, abrir una vía para la nueva creación y apoyar y ampliar la difusión del complejo espectro del folclore nacional. La reposición de obras míticas de la compañía como Danza y tronío, de Mairemma, el Bolero, de Rafael Aguilar, Ritmos, de Alberto Lorca, la Medea del maestro Granero, Viva Navarra, de Victoria Eugenia y, entre otras, el novísimo programa que reúne creaciones históricas de Antonio el bailarín, constituyen una selección rigurosa del pasado que ahora ha vuelto a la vida en los escenarios con su fuerza original.

Paralelamente, Najarro ha ido ampliando el repertorio con producciones de gran formato para las que convoca a un grupo selecto de coreógrafos actuales alrededor de un tema propuesto. Ángeles caídos, lejanamente inspirada en la película de Wim Wenders El cielo sobre Berlín, reunió así el talento de los creadores de vanguardia Rafaela Carrasco, Rocío Molina, Olga Pericet, Javier Latorre, Manuel Liñán y Rubén Olmo, con dirección escénica de Hansel Cereza, al tiempo que la reciente Zaguán hace lo propio con creaciones inéditas de Mercedes Ruiz, La Lupi y Marco Flores.

F13 BNE 5322 Antonio Capote baja
 
De su propia cosecha, Antonio Najarro ha aportado obras en las que desarrolla y ahonda en preocupaciones estéticas y formales que fueron el pilar estilístico de su propia compañía, que había fundado en 2002 y con la que estrenó trabajos visualmente deslumbrantes como Tango flamenco o Jazzing Flamenco, creaciones personales producto de una larga trayectoria. Y es que desde que tenía 15 años este joven creador ya estaba incorporado a la vida profesional. Bailó en el Ballet de Rafael Aguilar. Fue solista para Mariemma y Antonio Gades, brilló en las compañías de José Antonio Ruiz, Antonio Márquez, Aída Gómez o en el Ballet Antología. Como intérprete, entró al BNE en 1997, donde tres años después ascendió a la categoría de Primer Bailarín, y también participó en el Certamen Coreográfico de Danza Española, donde triunfó su pieza Nereidas, que rápidamente ingresó al repertorio de la compañía. La fastuosa Suite Sevilla y Alento, que hace díptico con Zaguán, son algunas de las creaciones que ha estrenado con la agrupación siendo su director artístico.
 

La necesaria vertiente dedicada al folclore ha sido más compleja, en tanto que complejo es el abanico de danzas populares y tradicionales de las distintas regiones del país, cada una con sus propias normas. Tras tres años de preparación del equipo, Najarro estrenó el ambicioso proyecto Sorolla, obra de envergadura que a partir de una ingeniosa dramaturgia hace un despliegue único y coherente de danzas propias de Castilla, Aragón, Navarra, Gipuzkoa, Sevilla, Galicia, Cataluña, Valencia, Extremadura, Elche y Ayamonte. La colección Visión de España, conjunto monumental de catorce pinturas que recrean escenas cotidianas de la vida en estas regiones ideado por el pintor Joaquín Sorolla a petición de la Hispanic Society de Nueva York fue el perfecto punto de arranque para esta coreografía colectiva firmada por Arantxa Carmona, Miguel Fuente, Manuel Liñán y el mismo Najarro, quienes dan vida a esas imágenes a través de las danzas de cada lugar.

Adicionalmente, Najarro se ha propuesto firmemente proyectar una imagen innovadora del BNE, capaz de complacer a su público de siempre pero también atraer a uno nuevo, probablemente más joven, que se sienta identificado con las renovadas propuestas de la agrupación, en sintonía siempre con la sensibilidad del momento. La pluralidad ha caracterizado al Ballet Nacional de España bajo su dirección y, hasta ahora, ha contado con la colaboración y aportación inestimable de los coreógrafos Rocío Molina, Olga Pericet, Rubén Olmo, Mar López, Arantxa Carmona, Manuel Fuente, Francisco Guerrero y Carmen Cubillo, así como también con destacados creadores que además de estrenar sus piezas han impartido clases al equipo como Rafaela Carrasco, Javier Latorre, Manuel Liñán Blanca del Rey, Mercedes Ruíz, La Lupi, Pilar Azorín, Marco Flores, Franco Dragone y, solamente como docente, Carlos Vilán.

Textos: Omar Khan