Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

De lo flamenco. Homenaje a Mario Maya. Foto: Jesús Robisco

Actualidad

El 7 de agosto, el Ballet Nacional de España ofrecerá al público de la 70 edición del Festival Internacional de Santander (FIS) una visión global de casi todos los estilos de la danza española. La compañía dirigida por Rubén Olmo representará el programa Invocación, estrenado en 2020, y con el que ha girado desde entonces por diferentes ciudades españolas. Este programa incluye un homenaje a Mario Maya, uno de los pioneros del flamenco teatro en Andalucía. “Es un programa muy completo en el que se puede disfrutar de un flamenco lleno de vida y de fuerza en el escenario, un ballet de la más pura danza estilizada y una de las escasas coreografías recientes de escuela bolera”, asegura Rubén Olmo.

Invocación se abre con la coreografía de escuela bolera Invocación bolera. Este estilo es una de las disciplinas más difíciles de la danza española por la rapidez de sus pasos y saltos, y la utilización de pasos de ballet clásico junto a las castañuelas o palillos. Rubén Olmo actualiza en esta obra la esencia de la escuela bolera tradicional, además de rendir un homenaje a los grandes maestros que marcaron la línea a seguir de este estilo: Mariemma, Ángel Pericet y Antonio el Bailarín.

La música de Invocación bolera es una composición contemporánea original encargada por el Ballet Nacional de España al joven compositor y director de orquesta sevillano Manuel Busto, que posteriormente ha participado también en La Bella Otero. El compositor dirigió la grabación con la Orquesta de Extremadura que se podrá escuchar en el Palacio de Festivales de Santander. El vestuario fue diseñado por Pedro Moreno para la obra Fandango del Padre Soler, estrenada por el Ballet Nacional de España en 1988, y ha sido adaptado por el propio diseñador para esta obra.

 

El mismo dúo creativo de Rubén Olmo y Manuel Busto es el responsable de Jauleña, un solo que entrelaza varios estilos de danza, con especial protagonismo del zapateado y la granaína. En el Palacio de Congresos de Santander lo interpretará José Manuel Benítez.

 

Eterna Iberia, de Antonio Najarro, completa la primera parte del espectáculo. Coreografía de danza estilizada estrenada por el Ballet Nacional de España en 2019 que utiliza con brillantez elementos tradicionales de la danza española como la capa y el sombrero cordobés. La música fue compuesta originalmente por Manuel Moreno Buendía para el ballet Eterna Castilla, de Antonio Ruiz Soler, y editada posteriormente en forma de suite con el título Celtiberia. El sofisticado vestuario de Yaiza Pinillos representa la riqueza de nuestro territorio con la utilización de los colores azul, verde y granate para representar tres de nuestras riquezas: el mar, los olivos y el vino.

 

El flamenco toma el protagonismo en la segunda parte del programa Invocación con la inclusión por primera vez en el repertorio del Ballet Nacional de España de una coreografía de Mario Maya, un referente de la danza española por su genialidad y sensibilidad. Fallecido en 2008, fue un pionero del flamenco teatro, autor de montajes arriesgados e innovadores, y uno de los investigadores más incansables de nuestra época.

 

Rubén Olmo ha seleccionado De lo flamenco porque, en su opinión, este montaje de Mario Maya, estrenado por la Compañía Andaluza de Danza en 1994, refrescó por su estilización y movimiento la forma de hacer y de sentir el flamenco en el escenario, sobre todo con una gran compañía de bailarines. ”Aun ahora sigue siendo innovador y totalmente diferente al resto”, asegura Rubén Olmo.

 

El montaje de De lo flamenco que el Ballet Nacional de España representa añade al original de Mario Maya, Milagros Menjíbar y A. Rueda ‘Toná’ tres piezas: la coreografía Los cinco toreros de Manolo Marín y dos obras nuevas creadas por dos colaboradoras habituales de Mario Maya, Romance del emplazado, de Rafaela Carrasco; y Taranto, de Isabel Bayón. En esta reposición también han colaborado artistas que formaron parte del elenco original, desde el maestro repetidor Manuel Betanzos al músico Diego Carrasco. El vestuario es una réplica del original diseñado por Mario Maya y ha sido pintado a mano por Juan Andrés Amaya.

 

El cuadro flamenco del Ballet Nacional de España, acompañados por tres cantaores invitados, interpretará en directo en Santander la música compuesta por Diego Carrasco, Jesús Torres, Moraíto Chico y Los del Río.

 Coincidiendo con la actuación del Ballet Nacional de España en el Festival Internacional de Santander, un grupo de 20 niños de entre 8 y 11 años participarán en el taller pedagógico Bailando un tesoro, que se celebrará el mismo día 7 en el Centro Botín. La maestra repetidora del Ballet Nacional de España Maribel Gallardo y la responsable del Departamento de Actividades Pedagógicas, Belén Moreno, descubrirán a los niños la danza española a través de sus elementos más característicos, como el mantón, las palmas, el calzado y las castañuelas. La actividad se apoya también en materiales didácticos interactivos editados por el Ballet Nacional de España, como un libro ilustrado, dos cuadernillos con realidad aumentada y un videojuego.

 

Con la función en Santander, el Ballet Nacional de España termina la temporada 20/21, durante la que ha presentado además dos estrenos absolutos, Centenario Antonio Ruiz Soler y La Bella Otero y continuado con las retransmisiones en directo de ensayos desde su sede.

 

La primera representación programada de la próxima temporada se celebrará en el Auditorio de Murcia el 7 de octubre. El Ballet Nacional de España ofrecerá el programa Centenario Antonio Ruiz Soler, que recupera algunas de las coreografías más destacadas de Antonio el Bailarín, como Sonatas y Fantasía galaica, además de nuevas creaciones inspiradas en el estilo flamenco que presentaba y un guiño a su participación en películas de Hollywood.